jueves, 5 de mayo de 2016

AC/DC - 1975 - T.N.T.

A la hora de escribir entradas como esta no dejo de plantearme hasta qué punto la moralidad ha dado paso al interés económico por mucho que nos quieran hacer creer que es por el conocido (cuando interesa) bien común del todo vale. Algo así como su particular 'Show Business' pero con la excusa de que Angus es un Kilmister de la vida de los que se pondrá su traje de colegial hasta que el cuerpo aguante porque no sabe vivir de otra forma. Y esto viene a cuento porque en un par de horas toca echarse a la carretera para ir a ver AC/DC en su primera parada europea del Rock Or Bust World Tour '16 en Lisboa. Sin embargo son muchas las razones que me dicen que no va a ser lo mismo, que la esencia de la banda con la que crecí se está disipando a marchas forzadas en los últimos tiempos. Primero fue Malcom quien tuvo que apartarse por graves problemas de salud si bien la llegada de su sobrino Stevie Young se entendió como lógica. Luego Phil Rudd también se cayó al poco de publicar el LP Rock Or Bust, aunque por motivos bien distintos y con la sustitución más natural, Chris Slade viejo conocido y que regresaba a la banda 20 años después. Pero hace apenas unos meses era Brian Johnson el que por problemas auditivos y riesgo de sordera tenía que dejar los directos cancelando parte del tour americano. Y bueno, yo de ingenuo pensaba: "seguro que nos están metiendo el miedo y finalmente lo de Brian no será nada" o "pues mal a mal será por candidatos: Marc Storace, Joel O'Keeffe, Javier Alcón, Armand Valeta..."   Y finalmente se confirmó... Axl Rose era el elegido, lo que reconozco no me ha sentado demasiado bien y que con todos mis respetos no tiene mucha razón de ser. Pero en fin, voy a pensar que será un buen fin de semana entre amigos y el resto me lo guardo para mis adentros.
De este modo y mientras me relajo un poco, volvamos a lo que nos atañe y que mejor que pensar en la era Bon Scott para ello. Y puede que en parte la elección de esta semana esté un poco marcada por un cúmulo de sensaciones enfrentadas,  aunque sin dudas el LP que traigo hoy es uno de mis preferidos de los australianos y una de mis últimas adquisiciones en formato 12".

T.N.T. satisfaction guaranteed, It's as cool as a body on ice
Cuando la familia Young abandonó los barrios bajos de Glasgow en 1963 para buscar fortuna en una ciudad australiana como Sydney malamente podrían imaginarse que dos de sus hijos se convertirían en unos de los máximos embajadores australianos del rock mundial, aunque eso sí honrando su origen escocés ante todo. Y es que tanto Angus como Malcolm llegarían a ser quienes son en gran medida gracias a su hermano mayor George, quien les metería el gusanillo en el cuerpo y por quien comenzarían a tocar la guitarra. Un George Young que junto a Harry Vanda y sus The Easybeats conseguirían bastante éxito en Australia y a nivel mundial con el sencillo Friday On My Mind de 1966. Así mientras George alcanzaba una moderada repercusión con su banda, sus hermanos crecían y se empapaban de blues, el rock and roll de Chuck Berry o la oleada pop rock de la British Invasion. Bajo estas influencias Malcolm y Angus comenzaron a formar sus primeros grupos con compañeros de clase como The Velvet Underground, toma casualidad, en el caso de Malcolm o como Tantrum en el de Angus con su ya inseparable Gibson SG.


En 1973 Malcolm Young formaría AC/DC invitando a Angus a unirse a su proyecto cuando apenas contaban con 20 y 18 años respectivamente. Las siglas de la banda fueron sacadas de la máquina de coser de la madre de estos por sugerencia de su hermana Margaret, quien además sería la encargada de confeccionar los primeros trajes de colegial de Angus y que terminaron por convertirse en seña de identidad del grupo.

Los primeros meses de AC/DC fueron una constante los cambios de formación con la grabación de un par de singles incluidos. Pero en septiembre de 1974 la leyenda tomaba vida: la banda reclutó a Bon Scott, también emigrado escocés y curtido en la crudeza de las calles australianas. Un indeseable con un carisma y una voz sin parangón que además tenía experiencia en otras bandas como The Spektors, The Valentines y Fraternity. Con Bon a la voz, su hermano George al bajo y Tony Currenti como batería de sesión AC/DC publicaría su debut discográfico High Voltage en febrero de 1975 con Albert Productions y la dupla Young/Vanda como productores. Sería el debut australiano por que el resto del globo tendría que esperar todavía unos meses a que el también titulado High Voltage, mezcla de la versión australiana y el que hoy os traigo TNT, llegase a las tiendas y emisoras de radio.


Solo unos meses después y con los fichajes de Phil Rudd (recomendado por Bon Scott) y Mark Evans (antiguo compañero de escuela de Angus) comenzaron las sesiones para grabar un nuevo disco. En diciembre del '75 llegaba su segundo elepé T.N.T. (cuya versión solo sería distribuida en Australia) y donde ya afloraba su propuesta visceral llena de descaro y letras turbulentas sobre mujeres y alcohol. Las influencias glam rock de su debut dan paso a sus más reconocibles riffs sucios y distorsionados, a ese rock and roll de alto voltaje abonado a la máxima simplicidad que nos acompaña desde hace ya más de 40 años.


T.N.T. fue grabado nuevamente en los Albert Studios de Sydney con Harry Vanda y George Young de productores, aunque esta vez con algo más de tiempo. El álbum contiene esa potente mezcla de hard blues rock y gran parte de los temas que aún a día de hoy son fijos en su set. Con las letras y el desparpajo de Bon Scott y la música de los hermanos Young, T.N.T. es para mí el primer gran álbum de los australianos y uno de los fijos en mis reproducciones, la esencia máxima de sus inicios y el LP donde Angus deja la rítmica para convertirse junto a Bon en los emblemas de AC/DC para siempre.


Diseccionemos ya este T.N.T. que ahora mismo está atronando a mis vecinos y que lleva ya un par de vueltas (y las que le quedan). El inicio del LP no puede ser más rocker con el 'It's A Long Way To The Top (If You Wanna Rock 'n' Roll)'. Bon Scott a la gaita acordándose de sus orígenes y retándose en duelo con Angus Young, simplemente brutal. Probablemente sea mi canción preferida de la banda y la quinta esencia divina. Más leña, 'The Rock 'n' Roll Singer' es un rock sucio y directo, y su letra la biografía de un Bon Scott obviando los deseos de sus padres de que fuese medico a abogado para convertirse en una estrella de rock and roll, y vamos si lo consiguió. Las influencias bluesies de AC/DC afloran con 'The Jack' y la picaresca prosa de Bon juega con el póker para hablarnos del engaño que de una chica que intenta pasarse por virgen y resulta que tiene una enfermedad venérea. Y para cerrar esta portentosa cara A 'Live Wire' otro clásico y es que T.N.T. raya un nivel muy alto en todos sus temas por algo estamos ante una de las piedras angulares de su discografía. Bon se declara un cable de alto voltaje capaz de quemar todo lo que se le ponga por delante. Los punteos de bajo iniciales dan paso a un tema hardrockero de los de toda la vida repleto de grandes riffs.




Damos la vuelta cuidadosamente a mi flamante nuevo LP para que el tema que da nombre al mismo incendie mis oídos. Phil Rudd muestra credenciales y el pesado riff de guitarra imprime la fuerza necesaria para que la pervertida letra sobre un maníaco sexual que invita a los maridos a encerrar a sus mujeres en casa se asiente. Divertido y coreable tema con ese "Oi! Oi! Oi! I'm dynamite". Y pasamos de la dinamita a la acelerada 'Rocker', un enérgico rock con el que resulta imposible parar de moverse. Seguimos con la pegadiza y la que probablemente sea la más vieja de las canciones de T.N.T. puesto que ya fue grabada como single con Dave Evans en 1974 (video promocional con Evans). Es la única en la que los créditos recaen en exclusiva en Malcolm y Angus si bien la letra está en consonancia con las de un Bon Scott que parece susurrarle a la chica al oído eso de 'Can I Sit Next To You Girl'. Y mientras nos acercamos al final no podemos parar de mover la cabeza con la canción del mismo título que su primer elepé: 'High Voltage' elegido como primer single y primera composición escrita y grabada para el álbum. Un tema en el que las influencias boogies y rock and roll de Angus sobresalen entre la frase de "Wine, women and song" que definía a la perfección la filosofía del bueno de Bon. En resumidas cuentas rock and roll de alto voltaje. Y si de influencias va la cosa, no podía faltar el cover del gran referente de Angus Young: Chuck Berry. 'School Days' cierra la segunda parte y el disco al mejor ritmo de rock and roll.



Conquistada Australia había que expandir horizontes. La elección fue UK y AC/DC no decepcionó ni mucho menos impresionando al personal a base de potencia y agresividad. Aunque con una gira bautizada como Look Up Your Daughters Tour la provocación estaba servida y el éxito garantizado ya no había quien les detuviese pues iban directos a la cima. Saldría el ya mencionado High Voltage (Atlantic Records) en abril del '76 con las incursiones de 'Little Lover' y 'She's Got Balls' de la versión australiana del High Voltage en lugar de 'Rocker' y 'School Days' del T.N.T. y comenzó el camino al estrellato absoluto. Pero llegados a este punto ponemos un punto y aparte porque toca preparar las cosas para irnos a Lisboa.

Goodnight and God bless!




AC/DC:

Bon Scott - Vocals
Angus Young - Lead Guitar
Malcom Young - Rhythm Guitar
Mark Evans - Bass
Phil Rudd - Drums & Percussion


Track List T.N.T.:


Side #1:

1. It's A Long Way To The Top (If You Wanna Rock 'n' Roll)
2. The Rock 'n' Roll Singer
3. The Jack
4. Live Wire

Side #2:

1. T.N.T.
2. Rocker
3. Can I Sit Next To You Girl
4. High Voltage
5. School Days


2 comentarios:

Orlando dijo...

Buena reseña , ya no me acuerdo de aquel entonces .

A ver como va a quedar ese experimento de poner a Axl con ellos .

David Lynott dijo...

Miedo me da...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...